Facebook Twitter Google +1     Admin

Se muestran los artículos pertenecientes a Abril de 2012.

EL MISTERIOSO MUSEO CERRADO DE MARIA CALLAS

20120408153657-42-callasmuseum-athens1.jpg

 

Hace un tiempo, navegando por internet, casualmente, encontré información sobre la existencia de un museo dedicado a María Callas. El mismo, según  la información, se encontraba en Atenas (Grecia), dentro de una especie de complejo cultural llamado “Tecnópolis”, ubicado en las cercanías de la Acrópolis, más precisamente en la calle Pireos 100.

En ese momento, fue grande  mi sorpresa y grata la noticia de saber que, en su tierra de origen, había un lugar dedicado a honrar la memoria de la gran diva  de la ópera.

A partir de entonces, tuve la ilusión de visitar ese lugar en un futuro viaje a Grecia y encontrarme  así frente a frente con fotografías, correspondencia y demás objetos personales que pertenecieron a la Callas, y que supuestamente se exhibían en dicho museo.

Ese día no tardó en llegar. Pocos meses después, por motivos privados,  tuve que viajar a Atenas y ese viaje era también una buena oportunidad para visitar el museo. Llevaba conmigo la dirección y un número telefónico que había hallado en internet. Al llegar a Atenas, llamé a ese teléfono para averiguar sobre los días y horario de visita al museo. La persona que me atendió me informó que el museo se encontraba cerrado, y desde hace tres años aproximadamente. Ante mi requerimiento sobre el porqué estaba cerrado, sólo me respondió que no sabía. En ese momento sentí una enorme decepción y todas las expectativas  que había ido acumulando se derrumbaron en un instante. Vanos fueron mis posteriores intentos por tratar de recabar  alguna información adicional. Nadie tenía algo para decir.

A mi regreso a Buenos Aires, decidí hacer una pequeña investigación personal, tratando de encontrar alguna respuesta al tema, buscando material en internet, que tampoco fue fácil de conseguir.

Haciendo un poco de historia, el 17 de Diciembre de 2002, el Ayuntamiento de Atenas inauguró en la capital griega el primer museo dedicado a la soprano María Callas. El contenido de lo que sería el museo comenzó a surgir dos años atrás, cuando el municipio compró parte de los objetos personales de la soprano  en una subasta que tuvo lugar en París en el año 2000. Así, la institución municipal de Atenas, con la contribución del Ministerio de Cultura griego, adquirió las cartas enviadas por Callas a su familia, entre 1947 y 1952, a personalidades como el maestro Tulio Serafín, y a su profesora de canto Elvira de Hidalgo, con la que mantuvo correspondencia hasta el año de su muerte en 1977 y que fue su consejera crucial casi toda la vida. También compró piezas de su vestuario, como un abrigo de piel de chinchilla, regalo de su marido, un par de finos guantes marca Hermes, la peluca que llevaba en su actuación como Medea, así como unas doscientas fotos de su vida privada y profesional que ella guardaba. Además, los visitantes iban a tener la posibilidad de escuchar todas las grabaciones de la artista en discos compactos (CD), y se tenía la pretensión  que en un futuro cercano el museo se ampliara con las donaciones de particulares y nuevas adquisiciones de objetos de la soprano.

Durante su existencia, se fueron incorporando al museo nuevos elementos, como producto del generoso y desinteresado aporte de admiradores y personas que conocieron a María Callas y quisieron donar a dicho museo objetos que le pertenecieron y que ellos conservaban como tesoros de incalculable valor afectivo, y hasta ese momento no tenían dónde legarlos para su exposición permanente.

El museo funcionó normalmente hasta Octubre de 2008 en la sala “Andreas Embiríkos” del complejo Tecnópolis. En esa fecha, el entonces alcalde de Atenas Nikitas Kaklamánis, ordenó su traslado al segundo piso de la sala “Angelos Sikelianós”  del mismo complejo. A partir de entonces, el museo cerró sus puertas y dejó de funcionar.

Aunque se habría recurrido al pretexto de que el espacio de Tecnópolis no sería lugar conveniente para el alojamiento de un museo de estas características; lo cierto es que hasta el presente las razones del cierre del museo siguen siendo poco claras. En resumen, sin causa seria y comprobable que lo justifique, el municipio de Atenas decidió cerrar un  museo ya listo, instalado, que hasta Octubre de 2008 se hallaba en pleno funcionamiento.

No paso por alto el hecho de que actualmente Grecia está padeciendo una profunda crisis económica y financiera; pero también entiendo que el problema generado con el cierre del museo es anterior  y, de ningún modo, puede atribuirse a tal acontecimiento.

Un museo es una institución de carácter permanente, sin fines de lucro, al servicio de la sociedad y abierta al público, que adquiere, conserva, estudia, expone y difunde, el patrimonio material e inmaterial de la humanidad con fines de educación, estudio y recreo (definición según el Consejo Internacional de Museos ICOM).

Indudablemente, crear un museo es una tarea compleja que requiere tiempo, dedicación, esfuerzo y dinero. En el caso concreto del museo María Callas de Atenas, todas estas condiciones se cumplieron. Con todo respeto, creo que aquí sólo faltó (y sigue faltando) la “decisión política” para mantenerlo en funcionamiento, luego de su inauguración.

Me pregunto, dónde estará ahora todo el material que se exhibía en el museo hasta Octubre de 2008. Tal vez lo hayan guardado en cajas herméticamente cerradas para que nadie pueda verlo…, o quizás lo dejaron abandonado a su suerte, condenado a un seguro deterioro por la acción del tiempo y la desidia. Si así fuera, qué triste destino para tan valiosos objetos -únicos e irremplazables- que deberían estar en permanente exposición, a la vista del público en general.

Por otro lado, pienso cómo se deben sentir las personas que conservaban como reliquias objetos de la soprano y que en su momento los donaron al museo para su exhibición permanente.

El 16 de septiembre de éste año se cumplen 35 años del fallecimiento de María Callas. Es muy propicia la ocasión para que se reabra el museo.

El estado griego tiene una deuda de honor con María Callas, que al mismo tiempo es una asignatura pendiente. Esperamos que, a través de las autoridades encargadas del asunto, se coloque a la altura de las circunstancias y disponga lo necesario para la inmediata reapertura del museo, en forma total, definitiva y permanente. Es un acto de estricta justicia.

 

………………………….. oooooo ………………………….

Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris