Facebook Twitter Google +1     Admin

Se muestran los artículos pertenecientes a Octubre de 2009.

MEDEA – LA PELICULA QUE PROTAGONIZO MARIA CALLAS

20091008172249-zzzmedea.jpg

Como complemento del artìculo anterior, y aun cuando aquì no aparece la mùsica de Luigi Cherubini, quiero hacer un breve comentario sobre el mito de Medea que Marìa Callas llevò al cine.

Medea es una pelìcula basada en la tragedia griega de Eurìpides, filmada en 1969, bajo la direcciòn del cineasta italiano Pier Paolo Pasolini. Este año, precisamente, se cumplen cuatro dècadas de su realización. La principal caracterìstica de la pelìcula es que està protagonizada nada menos que por Marìa Callas, siendo, ademàs, la ùnica pelìcula que hizo la famosa diva.

En esta versiòn para el cine, Pasolini quiere presentarnos la tràgica confrontación entre dos culturas incompatibles: la armonìa clàsica de occidente, representada por el mundo racional de Jasòn, frente a la fuerza del instinto y  los sentimientos, representados por el mundo màgico e irracional de Medea. Este enfrentamiento entre dos polos opuestos tiene consecuencias tràgicas porque Medea es una mujer dolida, vengativa, que acabarà castigando a Jasòn, ocasionàndole un profundo dolor. Tal vez la obra no sea apta para todos los paladares, pero contiene una soberbia  composiciòn de Marìa Callas.

El argumento de la pelìcula se puede resumir muy brevemente de la siguiente manera:

Jasòn llega a la Còlquide para hacerse con el vellocino de oro (piel de carnero cuya lana era de oro). Medea, la hija del rey, se enamora de èl y le ayuda a robar el vellocino, llegando incluso a matar a su propio hermano. Jasòn y Medea huyen juntos a Corinto, donde viven felices con sus dos hijos hasta que èl la abandona por Glauce, hija del rey de la comarca. La despechada protagonista trama una terrible venganza, enviando regalos envenenados para Glauce y ocasionando la muerte de su rival. En parte para evitar represalias sobre los niños por el crimen perpetrado, y en parte para hacer sufrir aùn màs a  Jasòn, toma la terrible resoluciòn de asesinar a sus propios hijos.
Cabe señalar que la adaptaciòn cinematogràfica se aleja bastante de lo que es la obra de Eurìpides. En este sentido, se puede decir que la pelìcula es casi muda, frente a los largos parlamentos de Eurìpides. La Medea de Pasolini es tambièn màs simple, sin grandes vacilaciones. La narraciòn no siempre es lineal, y se utilizan recursos del cine para darle al ùltimo acto un plus de delirio, con saltos adelante y atràs, o repeticiòn de escenas con pequeñas variantes.

A travès del mito de Medea, Pasolini trata de explorar la antìtesis  razòn-irreflexión. Es decir, la difìcil coexistencia  entre la civilizaciòn moderna (Corinto) y la barbarie del mundo antiguo (representada por la Còlquide).

En la rocosa y primitiva Còlquide tienen lugar costumbres salvajes y atroces. A esa tosca patria de Medea, se le contrapone Corinto, una sociedad màs refinada pero decadente, egoìsta y xenòfoba.

El mensaje de la pelìcula es que lo irracional prevalece sobre lo cerebral. La erupciòn de los sentimientos no puede ser dominada por la razòn, y el amor es una fuerza destructora (por amor  Medea roba y mata).

En la antigua Grecia lo irracional estaba simbolizado, entre otras cosas, por lo femenino y lo extranjero. Medea reùne ambas cualidades, y eso la convierte en una paria rechazada por la flamante Corinto, que recela de ella como elemento caòtico, descontrolado, vestigio de un mundo antiguo, atrasado y hechicero.
En definitiva, “Medea” trata tambièn sobre el desarraigo y la inadaptabilidad en un mundo que señala al diferente con desprecio. Desde èsta òptica, se la puede considerar como una crìtica de la sociedad actual, en la que muchas veces confluyen todos estos elementos.

Se dice que durante la filmaciòn de la pelìcula Marìa Callas demostrò un gran profesionalismo, y tambièn humildad, solicitando consejo permanente sobre su actuaciòn. Si bien la pelìcula no constituye algo que se pueda contar entre lo mejor del legado artìstico de la Callas, de todos modos, es el ùnico testimonio de su paso por el cine, y permite, ademàs, apreciar su talento exclusivamente como actriz (pues en el film no canta). Aunque no suscitò las grandes ovaciones que Marìa Callas provocaba en los distintos escenarios operìsticos del mundo, en general, la pelìcula fue bien recibida tanto por el pùblico como por los crìticos especializados de la època de su estreno.

Dejo el enlace para que vean  la parte final de la pelìcula que, al menos a mi, es la que màs me ha conmovido.

 

http://www.youtube.com/watch?v=4SEslkm-epU

 

 

................................... oooooo ....................................

Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris