Facebook Twitter Google +1     Admin

Se muestran los artículos pertenecientes a Abril de 2009.

EL TESORO MAS VALIOSO

20090403023658-zz-rosas.jpg

Habìa una vez un rey que era muy querido y codiciado por las jóvenes màs bellas y adineradas del palacio. Sin embargo, ninguna de ellas habìa podido conquistar el corazòn del monarca, quien las veìa mas bien como superficiales y ambiciosas.

Un dìa, el rey hizo llamar a las jóvenes y les dijo que aquella que lograra  demostrarle que poseìa el tesoro màs valioso, se convertirìa en su esposa y en la reina del lugar.

Sin perder tiempo, las mujeres se apresuraron en llevarle costosos objetos de oro y plata, piedras preciosas de incalculable valor y finas porcelanas. Pero nada de todo esto llamaba la atención del rey. De pronto, una  delicada muchacha, de aspecto humilde, se presentò ante èl, con las manos vacìas. El rey la mirò por unos breves instantes y después le preguntò:

- ¿Y tù, que tienes para ofrecerme?.

Entonces la muchacha, tìmidamente,  respondiò:

- Mi señor, como puede ver, yo no soy mujer de fortuna, y lo ùnico que tengo para ofrecerle es “mi tiempo”. Tiempo para amarlo, tiempo para escucharlo y  respetarlo, tiempo para cuidarlo, tiempo para estar a su lado en los buenos momentos y tambièn en los malos. Le ofrezco todo mi tiempo para compartir juntos la vida…

El rey conmovido por tan especial ofrecimiento, decidiò finalmente tomar como esposa a esta humilde muchacha, y dijo:

- Todas llegaron hasta mì tratando de deslumbrarme con importantes bienes materiales que el dinero puede comprar; pero solamente una muchacha fue capaz de ofrecer el tesoro màs simple y màs valioso a la vez: “su propio tiempo”, que es la mayor riqueza que una persona tiene para entregar a los demàs.

 

Cuantas veces en  nuestra propia vida cotidiana damos prioridad a las cosas superfluas y  materiales, y nos olvidamos que el tiempo es la cosa màs preciosa que poseemos y que una vez que ha pasado nunca volverà, ni puede ser compensado. Por eso, hoy es el mejor dìa  para regalarnos y  regalar  nuestro tiempo a todos aquellos que queremos…

 

Nosotros no perdemos tiempo en la vida; lo que se  pierde es la vida, al perder el tiempo.

 

…………………… oooooo ……………………

SOCRATES – FRASES CELEBRES

20090429033544-socrates-louvre.jpg

Sócrates fue un filòsofo griego (Atenas, 470-399 a.C.). Es considerado uno de los màs grandes tanto de la filosofìa occidental como universal. En realidad, pocas cosas se conocen  con certeza sobre la biografía de Sócrates. La mayor parte de cuanto se sabe sobre èl procede de tres contemporàneos suyos: el historiador Jenofonte, el comediògrafo Aristòfanes y  el filòsofo Platòn. El primero lo retratò como un sabio absorbido por la idea de identificar el conocimiento y la virtud, pero con una personalidad en la que no faltaban algunos rasgos un tanto vulgares. Aristòfanes, por su parte, lo hizo objeto de sus sàtiras  en una comedia titulada Las Nubes (423), donde se lo identifica con los demàs sofistas  y es caricaturizado como engañoso artista del discurso. Estos dos testimonios matizan  la imagen de Sócrates ofrecida por Platòn en sus Diàlogos, en los que aparece como figura principal, una imagen que no deja de ser en ocasiones demasiado idealizada, aun cuando se considera que probablemente sea la màs justa.

La cuestión moral del conocimiento del bien estuvo en el centro de las enseñanzas de Sócrates. Con èsto imprimiò un giro fundamental en la historia de la filosofìa griega, al prescindir de las preocupaciones cosmològicas de sus predecesores. El primer paso para alcanzar el conocimiento, y por ende la virtud, consistìa en la aceptación de la propia ignorancia. Con su conducta, Sócrates consiguió tener enemigos que en definitiva consideraron que su amistad era peligrosa. Oficialmente acusado de impiedad y de corromper  a la juventud, fue condenado a beber la cicuta luego de que, en su defensa, hubiera demostrado la inconsistencia de los cargos que se le imputaban. Segùn relata Platòn, en la apología que dejò de su maestro, èste pudo haber eludido la condena, gracias a los amigos que aun conservaba, pero prefiriò acatarla y morir, pues como ciudadano se sentìa obligado a cumplir con la ley de la ciudad, aunque en algún caso, como el suyo, fuera injusta. Peor habrìa sido la ausencia de ley.

Sócrates no escribiò ninguna obra porque creìa que cada uno debìa desarrollar sus propios pensamientos. Conocemos sus ideas porque Platòn se basò en ellas para escribir sus diàlogos.

Estas son algunas de sus frases cèlebres màs conocidas:

 

“Sòlo es útil el conocimiento que nos hace mejores.”

“Para desembarcar en la isla de la sabiduría hay que navegar en un océano de aflicciones.”

“El amigo ha de ser como el dinero, que antes de necesitarle, se sabe el valor que tiene.”

“El orgullo divide a los hombres, la humildad los une.”

“Habla para que yo te conozca.”

“Las almas ruines sòlo se dejan conquistar con presentes.”

“El modo de adquirir una buena reputaciòn es esforzarse en ser lo que se desea parecer.”

“El mayor de todos los misterios es el hombre.”

“Cuatro caracterìsticas corresponden al juez: escuchar cortésmente, responder sabiamente, ponderar prudentemente y decidir imparcialmente.”

“Yo sòlo sè que no sè nada.”

“Sòlo hay un bien: el conocimiento. Sòlo hay un mal: la ignorancia.”

“La ùnica cosa que sè es saber que nada sè; y esto cabalmente me distingue de los demàs filòsofos, que creen saberlo todo.”

 

……………………. oooooo …………………….

28/04/2009 23:43 Niki Enlace permanente. Frases cèlebres No hay comentarios. Comentar.

Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris