Facebook Twitter Google +1     Admin

HAIKU – POESIA JAPONESA

20081114141916-haiku2.jpg

 

El haiku es una de las formas màs bellas de la literatura japonesa. Conocido tambièn como “pequeña poesìa japonesa”, nace en el siglo XVI, aunque sus origenes  se remontan al Manyoshu (antologìa de versos japoneses completada en el 759). Se trata de un poema corto de diecisiete sìlabas, dividido en tres frases sucesivas de 5/7/5 sìlabas, sin rima ni tìtulo. Son composiciones influidas por la filosofìa Zen. Su relato es descriptivo. Es poesìa viva que el  haijin (poeta de haiku) capta en un instante, “… porque todo existe si tù le das vida, nada existe para tì, si no lo vives, te haces parte del instante, de la nueva flor que nace, o se marchita”. Asì es el haiku, “espontàneo” como un relámpago inesperado, como un flash que ilumina un instante, casi siempre un paisaje. El protagonismo se dirige a la naturaleza, contemplada en las diferentes estaciones del año. Estos pensamientos se encadenan con percepciones diversas, como la nostalgia o el humor, por nombrar algunas. El haiku condensa sensaciones, imàgenes, atrapa “el aquì y ahora” que suele pasar inadvertido a la mirada  habitual . Pero no es la poesìa lo que importa , sino ese hallazgo profundo de lo fugaz y preciosa que es la vida.

A los autores de haikus se los llama  “haijin”. Entre ellos, el màs famoso, considerado gran maestro y creador del gènero, es el japonès  Matsuo Bashô  (1644-1694), que fue quien encumbrò el haiku y le dio categoría  de arte. Suyo es el haiku màs conocido y que define con precisiòn el espìritu y arte de esta singular poesìa: “Un viejo estanque; / se zambulle una rana, / ruido del agua”.

Otros autores considerados poetas mayores de haiku son  Yosa Buson (1716-1784), Kobayashi Issa (1763-1827) y  Masaoka Shiki (1867-1902).

Tambièn el mundo occidental se  ha visto influenciado por  el haiku. Podemos encontrar escritores europeos, americanos, y  rioplatenses. Pero esto serà tema para otro articulo.

Ahora dejo aquì algunos poemas de Bashô.

 

Sobre la rama seca                            A una amapola                            

un cuervo se ha posado;                  deja sus alas  la mariposa

tarde de otoño.                                  como recuerdo.

 

Todo en calma.                                  ¿Es primavera?

Penetra en las rocas                         La colina sin nombre

la voz de la cigarra.                           se perdiò en la neblina.

 

Aroma del ciruelo,                             En néctar de orquìdeas

de repente el sol sale.                       la mariposa

Senda del monte.                              perfuma sus alas.

 

Se oscurece el mar.                          En medio del llano

Las voces de los patos                      canta la alondra

son vagamente blancas.                    libre de todo.

 

El crisantemo blanco.                        A la intemperie,

La pureza                                         se va infiltrando el viento

al encuentro del ojo.                          hasta mi alma.

................................ oooooo .................................

Comentarios » Ir a formulario

aitaka

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.



Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris